sábado, 5 de noviembre de 2011

¿Se necesita ser inteligente para ser padre?

Sam Dawson (Sean Penn) es un hombre  con  parálisis cerebral grado dos, donde su inteligencia es considerada de la edad de 7 años. Aproximadamente muestra una edad cronológica  de  30 años. Es independiente, seguramente apoyado por programas de gobierno, ya que vive en un complejo de departamentos de personas con alguna capacidad diferente, debido a trastornos psicológicos, físicos o motores. Trabaja en una cafetería como intendente, ordenando mesas, limpiando tablas de servicio, etc.  Gracias a su obsesión por el orden y el acomodo de las cosas, su desempeño es fantástico para mantener la organización en el lugar.
De una relación con una chica, nace una bebita deseada por él, mas no por ella. Lo abandona saliendo del hospital y con sus límites intelectuales pero su gran sensibilidad y afecto a la vida toma la responsabilidad de cuidado de la recién nacida, Lucy. Hasta donde puede, le da de comer, la asea, la arrulla, pero como es de esperarse alguien más debe indicarle cómo es el cuidado ideal, horas para comer, etc. Es un padre amoroso, protector y pendiente de mantener a Lucy, su hija, contenta y feliz.
Sam, cuenta con un grupo de amigos con los que comparte momentos de entretenimiento en horarios que todos obsesivamente respetan. Lucy se debe integrar a estas actividades y ellos la incluyen con respeto y amor. Son la familia y apoyo de los dos.
En su empeño de cuidado y responsabilidad la lleva a la escuela pero, es rebasado por la edad cronológica y la capacidad intelectual de su hija. Acontecimiento que marca severamente su vida, ya que con las causales de agresividad y limitada capacidad es separado de su hija. Sin embargo, Sam prosigue bajo los derechos de la ley y encuentra a una abogado de alto reconocimiento. Sam, muestra su sensibilidad ante el dolor y sentimientos de las demás personas, así como su compasión por ellas.
Sam, bajo el estrés divaga y es poca la capacidad de concentración, reaccionando de manera abrupta y obsesiva, con movimientos incontrolados y toscos. Es necesario para su situación mostrar control de impulsos ya que eso es una de las acusaciones  para que los encargados le busquen otro hogar a su hija.
Sam, cambia de trabajo a uno que puede adaptarse para cuidar de Lucy,  se cambia cerca del lugar donde Lucy vive ahora y modifica su rutina a pesar de lo difícil que es hacerlo para personas como él. 
Lucy Diamond Dawson (Dakota Fanning) hija de Sam, crece en ambiente de amor y de cuidado de su padre tomando conciencia a cada nivel de la diferencia con los otros papás de su alrededor. Lo adora y lo más importante para ella es no hacerlo sentir menos o poco inteligente, Al momento de entrar a la escuela se da cuenta de las burlas y los juicios que sus compañeros emiten sobre él.  En consecuencia, ella justifica que fue adoptada y se resiste a mostrar su avance escolar, evitando querer rebasar a su padre. Lucy es una niña madura, tenaz y fuerte que ágilmente busca maneras de reencontrarse y volver a vivir con su padre,
Rita Harrison (Michelle Pfeiffer) abogada exitosa, muestra una imagen de cuidado personal excesivo, ejercicio, dieta, etc. Sin embargo, cuando se encuentra en momentos de frustración tiene la ansiedad por comer dulces, como gomitas o bombones. Tiene un hijo, al que notablemente resiente la ausencia constante de sus padres,  ya que muestra indiferencia y rebeldía. Como abogada, Rita muestra contar con  fama de tener clientes con la posibilidad de pago y Sam es el primero para el que trabaja sin costo, sin saber que la presencia de él y su caso en su vida le daría un cambio completo a su lado sensible y maternal. Perdió su matrimonio y está dispuesta a recuperar a su hijo. Rita acepta que fue más la ayuda que ella recibe de Sam que Sam de ella.
Mr. Tunner, abogados y departamento infantil;  representan la parte de la sociedad que se preocupa por el cuidado y protección del niño. Con argumentos como la incapacidad del tutoreo en la actividad escolar y el limitado control de impulsos, defienden que la niña debe tener un hogar regular. Sin tomar en cuenta las muchas posibilidades de apoyo que pudiera recibir de distintas instituciones para llevar a cabo su buen procedimiento como padre y el buen desarrollo integral de la niña.
Es notable la necesidad de esta parte de la sociedad por mostrar que sin una capacidad normal y preparación es imposible el buen procedimiento como padres. Sin tomar en cuenta que en la educación de los hijos es más importante el afecto, la presencia, la constancia, paciencia y tolerancia que la capacidad intelectual o preparación académica. Una persona con limites intelectuales puede ser tan capaz de llevar a cabo una responsabilidad tan importante como la de ser padre y vivir independiente.

No se especifica si la convivencia de Sam con Lucy es total o parcial, ya que al final  se muestra la presencia de la abogada y de los padres que cuidaron de Lucy durante el proceso y que tenían la intención de adoptarla. Sin embargo, se establece que la influencia de Sam sobre su hija es positiva para su desarrollo intelectual y en los procesos de identidad personal, ya que se muestra que Sam se relaciona con su hija por medio de lectura de cuentos, canciones y pinturas. 
Conviviendo en un partido de futbol de Lucy, y  Sam siendo el árbitro del partido, la abogada con su hijo, y los amigos de Sam. Se da a entender que la abogada nunca pierde y se muestra que Sam a pesar de su retraso cuenta con la capacidad de hacer que su hija viva y crezca en un ambiente feliz, rodeada de relaciones afectivas. Al final todos los personajes son involucrados a la vida de Sam y Lucy y muestran su gran interés por apoyarlos y quererlos.